EL SECRETO DE SUS OJOS

EL SECRETO DE SUS OJOS

Nuestra vida cotidiana está repleta de cronotopos, como ese continuo retorno que tenemos a la hora de recordar viajes inolvidables o rememorar como una persona te rompió el corazón, al recordar todas esas experiencias, es la forma que tenemos de volver al comienzo o como nos hemos formado personalmente. Todos esos recuerdos hacen que nos desplacemos en un mismo espacio a un tiempo del pasado, y por lo tanto se crean relaciones espacio-temporales que dan lugar al Cronotopo, el cual Mijail Batjin, lo define bien como  “la conexión de las relaciones temporales y espaciales, como unidad indisoluble y de carácter formal expresivo asimiladas artísticamente en la literatura”.

El_secreto_de_sus_ojos-862971973-large

Este tipo de relaciones de espacio y tiempo se dan a lo largo del thriller argentino del 2009, El secreto de sus ojos. El Cronotopo presente en esta obra cinematográfica constituye un ejemplo claro de la necesidad del ser humano, que se ha formado a lo largo de la experiencia, por retroceder a un punto conocido de su vida, con el fin de encontrar seguridad y dominio de su pasado.

A lo largo de la narración podemos ver  como en un mismo espacio, en los tribunales, el protagonista, interpretado por Ricado Darín, está escribiendo un libro y para ello necesita  retornar a su pasado y obtener de él la información del crimen sucedido que tanto le ha perturbado a lo largo de los años. Ese retroceso en el tiempo se establece a través de flashback, creándose así una narración anacrónica, para dar a conocer al espectador  lo que pasó hace 25 años y pueda comprender completamente la historia de este personaje.

Alejándonos de la parte de la justicia y de la ley, nos encontramos con otra relación espacio-temporal, en este caso un Cronotopo en el ámbito del amor, que se establece entre el abogado protagonista y su amada del pasado. En el mismo espacio, ya que tiene profesiones similares, tribunales,  a través de flashback se crean dos tiempos: cuando estos personajes se conocieron, y que a lo largo de esos 25 años estaban enamorados pero ninguno dio el primer paso, y al final de la narración el protagonista lo desea y decide dar el primer paso para forjar esa relación que tanto deseaba desde que la conoció.

c9b002fe1bb0320831a8ae78670fdb6f_XL

En esta imagen podemos ver como en el presente (parte derecha) los personajes recuerdan el pasado (parte izquierda).

En conclusión, podemos decir que el Cronotopo, de El secreto de sus ojos, dirigida por Juan José Campanella, que se establece en los tribunales y en dos épocas distintas con diferente a de 25 años con los mismo personajes, es la perfecta ejemplificación de cómo el ser humano siempre busca Cronotopos ya conocidos para poder articular su vida, por ser hechos y lugar con los que está familiarizado, desde los cuales lanzarse al descubrimiento y realización de otros nuevos y desconocidos.

Anuncios

EL CLUB DE LA LUCHA

El club de la lucha es una película llena de mensajes ocultos como la dualidad del bien y el mal, referencias a Cristo o como la implosión de los pisos el final de este filme que recuerdan el colapso de las torres gemelas del 11 de  septiembre. Con esto nos podemos dar cuenta de que el mito explicado por Roland Barthes está presente en esta película, catalogada como una de las mejores de los años 90, debido al mensaje que transmite detrás de su narración cinematográfica, como explica el mito de este filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés.

img3

Como ya he dicho esta película está llena de connotaciones y cuando miramos dichas connotaciones nos aferramos a significados relacionados con nuestra cultura. En esta película se puede observar cómo se desarrolla el club de la lucha pero luego tiene un gran transfondo cultural como en una de las escenas que aparece una mesa con el símbolo del Yin y Yang como se puede observar en la imagen.  Esta mesa no significa simplemente una mesa, este objeto también connota un alto nivel de la dualidad universal del bien y el mal que tanto preocupa a la sociedad.  Este símbolo resalta la gran dualidad entre los protagonistas (Brad Pitt y Edward Norton) en el que se ve perfectamente el bien y mal representado en estos dos personajes. Esto es a lo que se refiere como significación de según orden que explica Roland Barthes en su libro Mitologías (1957).

En una escena donde Tyler Durden (Brad Pitt) explica, como creyéndose un guía  espiritual, a su discípulo a Jack (Edward Norton) la supuesta autoliberación del hombre bajo el mandato de Dios.  Para hacer este momento aún más inolvidable arroja un químico en la mano de Jack. Instantáneamente le produce una quemadura con un dolor insoportable, mientras Tyler le obliga a soportar dicho dolor le dice que son hijos no deseados de Dios.

estigmaA continuación Tyler le  muestra la misma quemadura en su propia mano como señal de haber pasado por el mismo proceso. Esta imagen seleccionada de esta escena nos muestra un gran significado que muestra la propia reminiscencia a las marcas que sufrió Cristo, dando a entender que él es su propio salvador. Y esto da la razón a Barthes cuando  ubica saberes e historias existentes en la cultura en algún momento del diseño, en este caso del Club de la lucha.

El club de la lucha, como he explicado, es una película llena de significados ocultos, connotaciones a lo que se llama significación del segundo orden, que es a lo que Roland Barthes llama mito. Estas connotaciones  los espectadores a primera vista pueden que no se den cuenta, pero haciendo un análisis  y estudio profundo de este filme se puede observar dichos mensajes que se transmiten.

EL VESTUARIO COMO IDENTIDAD.

The-Journey-of-Lost-Barry-Jude-AW-2012

Juzgar por las apariencias se ha vuelto algo cotidiano en la sociedad, nos agrupamos en función de la similitud estética que tengamos, sin valorar a aquellos cuya apariencia no nos resulta de nuestro agrado. Desde mi punto de vista esta valoración es muy prematura y puede conducirnos a errores y equivocaciones a la hora de juzgar a las personas.

Según dice la RAE solo  puede juzgar aquel que autoridad para ello y la apariencia es aquello que parece y no es. Una forma de vestir, un corte de pelo, unas calificaciones, una familia o un  de música no define por completo como puede comportarse esa persona.

De acuerdo con los arqueólogos y antropólogos, la vestimenta más antigua probablemente consistiera en pieles, cueros, hojas o pasturas, envueltas o atadas alrededor del cuerpo como protección de los elementos de la naturaleza,  50 000 años a. C. En la actualidad no cumple solamente esa función primaria sino que a lo  largo de los siglos se ha convertido en un signo identificador en la sociedad.

Vemos así que la ropa es un elemento que cumple las funciones comunicativas como las de dar información social o cultural. La  indumentaria comunica, porque al elegir lo que se usa se está expresando algo. Este medio de expresión es parte de la formación de identidad.

Pero a la errata que llega a la gente es  por ejemplo: un joven que escucha música punk y viste como tal, las personas al juzgar a primera vista globalizan una serie de características, como una persona violenta y poco tolerante, pero al conocer a esa persona descubres que no es así. Esto señoras y señores es el mayor de los errores de esos estereotipos absurdos de la vestimenta.  Otro ejemplo seria un señor bien vestido, con un traje de 6.000 euros, a primera vista se diría que es inteligente y trabajador, el problema es que como sabiamente dice el refranero español: “las apariencias engañan”.

THE KING’S SPEECH

The.Kings.Speech.2010.BRRip.720p.13

Esta semana he querido hablar sobre “El discurso del Rey” porque me parece un claro ejemplo del poder de la palabra. Las personas con títulos reales pueden llegar a conseguir lo que se proponen con pronunciar exactamente las palabras precisas.

La voz de un rey, como la de cualquier figura política, es su mejor arma para comunicar, convencer y liderar a su pueblo. Un rey que tartamudea puede parecer un líder débil, una figura endeble. De esto es sobre lo que quiero hablar en esta entrada, del poder de la palabra, en este caso en un momento de la historia reciente en “El discurso del Rey”. La palabra crea, crea el mundo desde el origen y este personaje está en un posición en que necesita la palabra para crear realidad.

Ese problema en el habla en una persona cotidiana hubiera resultado irrelevante, pero se trata del Rey de Inglaterra en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, por lo que adquiere gran importancia.

El DSM IV (Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales) define tartamudez como la alteración de la fluidez y la organización temporal normales del habla.

Todo rey tenía la obligación de dar un discurso ante todo su pueblo, pero este rey, protagonizado por Collin Firth, tiene un problema en el habla que le impide comunicarse correctamente. El sentido que le damos a la comunicación del rey con su pueblo la hemos creado a lo largo de la historia. Según Weber y su acción social dice que esta acción se orienta por las acciones de otros, las cuales pueden ser pasadas, presentes o esperadas como futuras. Esta frase de Weber lo explica perfectamente, es decir, que esta acción de hablar en público se orienta por lo tanto por los anteriores reyes que lo han hecho y ya forma como una parte de la cultura. Las cosas adquieren sentido, no tiene significado. El sentido es lo importante.

Detrás de este película triunfadora en los Oscar del 2011, hay más ideas de lo que a primera vista pudiera parecer, una de ellas es: aprender a pronunciar bien las palabras nos recuerda, entre otras cosas, la naturaleza lingüística del ser humano. Somos lenguaje, y el protagonista de la película tiene una conciencia dolorosa sobre esto que estamos hablando.